6 de diciembre de 2011

Los conductores del 600 se apuntan al cocido de porco celta

La última ruta del club del Seat 600, en la que participaron casi treinta de estos míticos vehículos, tuvo lugar en tierras de Pontevedra y terminó tras la visita al parque arqueológico de Campo Lameiro, en el mesón La Gruta, en Xeve, donde los participantes pudieron degustar un cocido de cerdo celta, siguiendo también con la tradición del buen comer de este singular club que tiene ya quince años de antigüedad.